Sensaciones encontradas

Pedro te vamos a extrañar

Posteado el 8 May 2021 por Walter Marquez   |     

El 3 de mayo de 2021 nunca se va a borrar de nuestros corazones, ese día Dios decidió de manera unilateral, como todo lo que decide él, que era el momento de robarnos un amigo, porque tenía que tenerlo a su lado. Porque Dios es egoista y quiere a los mejores lo antes posible. Por eso se llevó a nuestro guía-amigo Pedro Prats. Enfermedad artera este COVID, no solo mata sino que deja llenos de dolor a los que no llega a tocar. Dolor interminable.

A Pedríto lo conocía hacia casi 10 años en los que salí a disfrutar de "su" río infinidad de veces. Risas, chistes, anécdotas fueron la marca registrada de este hombre del Paraná, amante de la tararira, la cerveza artesanal que hacía el mismo, de la cuchillería que tambien fabricaba con sus manos curtidas. Si hasta recuerdo con vívida luz la última salida donde nos contaba que había embocado la timba del bitcoin para poder pagarle los estudios a uno de sus retoños.

Pedrito era el tipo al que uno llamaba un viernes a la noche para pescar de urgencia el sábado y me decía que no iba a salir porque tenía un cumpleaños a la noche, pero bueno, por vos vamos y volvemos temprano eh. Ese día hicimos la pesca mas fabulosa de todas entre incontables tarariras y chafalotes aguerridos. Así era Pedro, simple, honesto, campechano y pescador, ante todo y mas que todo, un amante del río y de la pesca.

Pedrito te vamos a extrañar mucho mucho amigo.

  
  

Ya descargado tanto dolor, el mejor homenaje que le podemos hacer a Pedrito es salir a pescar. Así pues, la pandemia seguía arreciando y obligaba a replantearse a donde ir. Ya habíamos tenido un par de intentos frustrados por el clima a la Laguna Gomez de Junin. Pero con las nuevas restricciones impuestas no nos quedaba otra que buscar algo bien cercano que nos permitiera llegar a casa antes del toque de queda de las 20 horas.

Así pues viendo que el pejerrey estaba entrando al Rio de la Plata, optamos por contratar los servicios de RioMar Pesca, que sale desde la costanera, lo que nos daba perfecto para regresar a casa en hora. El día elegido teníamos un pronóstico de tiempo diáfano, pero con la amenaza de un viento un poquito mas fuerte del normal, nada que preocuparnos dijimos. Cuando llegamos a puerto nos dimos cuenta que era mas que un poquito mas fuerte, llegando a ráfagas arriba de los 35 km

La navegada fue intensa, aunque la pilotada del capitan Martín y su ayudante Agustin fue impecable, salvo el tramo final de la llegada a la zona de playa honda, donde nos zamarreamos un poco. Por suerte yo había tomado dramammine temprano y no iba a sufrir de los típicos mareos que regala el riopla. A preparar los equipos y boyas al agua en busca de los amados Odontesthes bonariensis.

  
  

Un rato y las líneas derivaban allá a lo lejos como suele ser en este río intenso. Con gran esfuerzo nos manteníamos en pie, a pesar de lo intenso del viento y la marejada. Allá a lo lejos, mas que ver un pique siento el toque en la línea y clavo. La pelea fue violenta y me ilusioné de un gran paraná. Al llegar era un gran doblete de paty y pejerrey apenas de medida, pero al menos ya daban las primeras piezas de la jornada.

Al ratito, mi compañero de proa, el inefable enano gula gula, tiene una linda corridita de izquierda a derecha, tensa y clava y se transforma en captura. Un hermoso pejerrey, un poquito mas grande que el mío empezaba a mostrar las bondades del río.

  

Seguimos la gareteada intensa, del lado de la popa Dami se cansaba de sacar paties lindos. A mi se me hizo un galleton entre brazolada y madre que el guía amablemente desarmo cortando el anzuelo. Cuando lo volvió a armar la dejó bien cortita, no mas de 5 centímetros.

Linea al agua y no había gareteado mas de 20 metros cuando veo un bulo enorme al lado de la segundo boya y una aleta caudal enorme acercarse. Toma la carnada y corre rauda a la derecha la boya, en ese instante tenso y clavo con fortaleza y la caña se arqueó quedando mudita. Bestia dije!!!!. Y lo empecé a trabajar tranquilo siguiendo los consejos del guía que me pedía que no lo dejara salir a superficie para que no salte y se desprenda.

Lo arrimé cuidadosamente y Martin le pudo poner bien el copo por debajo. Pez que se transforma en pescado. Captura que se transforma en sorpresa cuando lo sube a la embarcación, un tremendo pejerrey de arriba del kilo de peso y con un lomo enoooorme. Un gran paraná se dió a la cita y me regaló uno de los mejores pejerreyes que he pescado en mi vida.

  

Repuestos de semejante captura seguimos con la pesca. El viento seguía incesante y hacía volar las líneas. De a poco fuimos subiendo capturas, todas de portes menores, pero que hacian entretenida la salida.

Mas avanzada la mañana Arielito, el enano gula gula, tiene un pique firme y violento a lo lejos, lo clava y lo empieza a traer lento y firme, nuevamente copo y otro pejesaurio, gemelo al mío, se transforma en captura. Alegría total para la lancha que empezaba a encontrar lo que había venido a buscar.

  
  

Despues del segundo matungo el que se despertó fue Victor que empezó a meter pescaditos de medida. La cosa no era una locura, pero el viento empezaba a menguar lentamente y hacia mas agradable estar pescando bajo el sol y el bamboleo del trucker.

Mientras yo tenía una buena jornada embocando pirulines Mr. Gula gula volvía a atacar de nuevo. Otro pique furibundo en sus boyotas palito verde limón y a corretear de nuevo, izada de pescado y otro kiloton que se transforma en trofeo y en futura milanesa. Tremendo el chiquitin estaba!

  
  

Aprovechando que el viento había desaparecido casi por completo hicimos el almuerzo al viejo estilo del medio del río y pescando. Unos sandwiches de crudo hicieron la delicia y tambien dieron sed, por lo que tuvimos que bajarlos con unas buenas cervezas bien frías. Un placer poder estar en el río asi de relajados.

La tarde transcurrió menos ajetreada, con varias capturas menores y mucho pati muy grande entreverado. Al no haber viento el paty empardaba la velocidad de corrida de las boyas y se hacian muy presentes. No faltaron los dientudos, aunque ya se nota que las primeras heladas los han aletargado y no son plaga como suelen ser con mas calor.

  
  

Para el final de la jornada Victor pescaba al lado mío y mientras miraba mis boyas a lo lejos veía las de él mas cercanas. De repente veo un aletón acercandose a su línea generando un bulo y le pego el grito. Él tambien lo había visto asi que cuando tomó la carnada le pegó el cañázo. Corrida y pelea controlada para que aparezca otro Gran Paraná en la cuenta.

Como sólo faltaba Damián con captura de pejesaurio nos pusimos a hacer fuerza para su logro. En la rotación a proa (por donde estuvo entrando todo el día el pescado) tiene una corrida hermosa con clavada y caña muda, parecía un tiburón enloquecido. Cuando se arrima a la borda nos damos cuenta que era un doblete de chanchos, en la copeada uno se escapa, pero el mas lindo sube como premio a la constancia.

Terminamos la jornada mas que contentos, todos pudimo sacar nuestro trofeo. Al río todavía le falta un poquito de frío para que decante la superficie que está bastante sucia. A pesar de ello los trofeos que está regalando son tremendos lo que augura una temporada fenomenal que nos obliga a plantearnos mas visitas.

  

Terminamos la jornada mas que contentos, todos pudimo sacar nuestro trofeo. Al río todavía le falta un poquito de frío para que decante la superficie que está bastante sucia. A pesar de ello los trofeos que está regalando son tremendos lo que augura una temporada fenomenal que nos obliga a plantearnos mas visitas.

La jornada terminó con una relajada travesía de regreso a puerto con una mirada al cielo. Allí Pedrito Prats debe estar al lado del supremo pensando en pescas celestiales en el ancho mar azul del infinito. TE EXTRAÑAREMOS AMIGO.

Notas Recomendadas

Por que devolver

Muchas veces se discute si el pescador deportivo es realmente el culpable o no de la depredación de nuestros peces. Muchas veces llegamos a la conclusión que no. Esto no nos exime de la responsabilidad que tenemos de cuidar el recurso que tanta vida nos da.

Un pez devuelto es quizas la futura captura de tu hijo

Contactame

Si necesitas algun dato no dudes en contactarme

Instagram: instagram.com/wallypesca/
Facebook: http://facebook.com/wallymarquez
E-mail: wally2403@gmail.com