La playa honda

Posteado el 01 Jul 2006 por Walter Marquez    ,   

Como lo habíamos programado en mayo, ese hermoso sábado que salimos a relevar la zona de Martín García, más precisamente el Canal del infierno, el 1ro de Julio y gracias a la organizada agenda de pesca del amigo Pablo (Fratello), saldríamos nuevamente al río. Esta vez de la mano del excelente Guía Simón.

La zona elegida por como se venía dando la pesca fue Playa Honda, el tradicional pesquero que se encuentra pasando el Canal Mitre, frente a la Costanera norte de Buenos Aires y a unos 17 km río adentro. El día se presentó tal como lo había anticipado el pronóstico, claro, no muy fresco y con una muy leve brisa del cuadrante Este/Noreste, que no se afirmaría hasta después de las 15:30hs.

  

Temprano, como habíamos acordado, me encontré en la Shell del ramal Tigre con Pablo (Fratello) y Diego (La Lumbrí), esos dos excelentes amigos que la pesca puso en mi camino. También estaban en el lugar el guía y otros clientes que nos seguirían en otra embarcación y harían la pesca con nosotros.

Después de poco menos de una hora de navegación muy tranquila ya que el río era un espejo y con algo de cuidado debido a la poca agua consecuencia de la bajante y el viento norte de los últimos días, llegamos a la zona de pesca. Armamos los equipos, yo con mi inseparable caña de 4mts y Pablo y Diego con sus varas de 4,50mts las que cambiarían en un par de horas por cañas livianas de 4,20mts, debido a las condiciones de pesca.

  

Realmente el río en las 1ras horas de la mañana no nos planteaba las mejores condiciones, estaba comenzando la creciente, la brisa era casi nula del Este lo que producía un garete con el sol de frente y el agua parecía aceite, lo que provoca la poca oxigenación de la misma y que el pez no coma y se aletargue.

Sin embargo el agua estaba clara y podíamos ver los peces en superficie a los que había que provocar para que tome los sebos, ya que se dedicaba más a jugar con nuestras boyas que a comer.

  
  

Los piques por la mañana fueron esporádicos la mayoría juveniles muy saltarines y peleadores en brazoladas de no más de 20cm, con abundante carnada. La que mejor rindió fue la mojarra viva enhebrada de la cola o la cabeza, daba igual, combinada con un excelente filete de dientudo provisto por el guía, coloreado de rojo o azul pero solo en la parte superior del mismo (como se aprecia en las fotos) y colocándolo en el anzuelo pasándolo solo una vez de la parte coloreada y dejándolo colgar.

Debido a la ceba con latas de caballa, la pesca la realizamos todo el día en los 1ros 30 metros del garete, siendo muy rendidores los 1ros 15 metros, razón por la cual decidieron Diego y Pablo cambiar por las varas livianas de 4,20mts.

    

Cerca del mediodía y después de movernos un par de veces tratando de buscar un pescado más interesante y viviendo un día realmente primaveral, con una brisa algo más interesante que lograba romper la tensión superficial del agua, Diego tiene la suerte de clavar en un pique franco de llevada para un lado y para otro, un hermoso peje de 46cm muy gordo y peleador, que sería el 1ro de una veintena todos cortados por la misma tijera.

De hay en más el pique de estos hermosos peces se fue dando por rachas poniéndose firme la pesca después de las 15.30hs, cuando se afirmó el viento siempre del cuadrante Este.

  

La pesca se realizo siempre con aparejos de tres boyas, con muy poca trampa (15cm), debido a lo remiso del pez a tomar los sebos. Los colores que mejor rindieron fueron una vez más, el verde limón, el Verde limón con panza blanca, en el cazo de las boyas quilladas, y también el Naranja y el rojo.

A las 17:15hs dimos por finalizada la jornada de pesca y con los corazones y las cañas contentas, solo quedaba una apacible navegación hasta la guardería Canestrari, nuestro punto de partida, y la vuelta a casa para prepararnos y encontrarnos para festejar el 2do aniversario de este espacio que tanto queremos.

   
   

Conclusión: De haber estado el día más parejo en cuanto al viento, creo que la pesca hubiera sido de esas memorables que no se olvidan, aunque a decir verdad, yo nunca me olvido de ninguna pesca y menos en compañía de mis AMIGOS.

Un total de 40 pejes, de los cuales 20 superaban los 45cm., varios dientudos enormes que servirán para reponer los que consumimos y un par de Paties que hicieron ilusionar a sus pescadores con el peje de su vida… creo yo, y a mi humilde entender, que realizamos una excelente pesca en el tan castigado pero generoso…(Todavía), Río de la Plata.

   

Notas Recomendadas

Por que devolver

Muchas veces se discute si el pescador deportivo es realmente el culpable o no de la depredación de nuestros peces. Muchas veces llegamos a la conclusión que no. Esto no nos exime de la responsabilidad que tenemos de cuidar el recurso que tanta vida nos da.

Un pez devuelto es quizas la futura captura de tu hijo

Contactame

Si necesitas algun dato no dudes en contactarme

Skype: pescartificial@yahoo.com.ar
Facebook:http://facebook.com/wallymarquezar
E-mail: contacto@waltermarquez.com.ar

www.000webhost.com