Finding UL

Descubriendo esta técnica tan distinta y distintiva

Posteado el 31 May 2015 por Walter Marquez   |   ,   

Llamadito del Ingles ¡Vamos a ver si todavia estan las tarariras en Chascomus! Del otro lado no hubo dudas, dale fue la respuesta. Así se armó esta salida rara por la fecha, rara por el clima, pero salida al fin. Se nos unió Victor a pesar que unos problemas personales lo tenían medio a maltraer.

Viajamos no tan temprano, como habitualmente hacemos cuando vamos a Chascomus, y llegamos con un día frio, gris y lloviznoso tipico de otoño. Nos montamos en nuestros trajes espaciales y partimos hacia la zona donde siempre empezamos las pescas, con dos firmes convicciones, la tararira podría ser esquiva, el plan B era el UL(por ello llevamos dos equipos totalmente distintos encima)

    
   

Le hicimos una clásica caminata a la laguna durante toda la mañana y no tuvimos ni rastro de las tarariras. Realmente no era que estaban remolonas,inactivas, vagas, no no, directamente no estaban. Salvo en un lugarcito donde vimos actividad de dientudos y dejamos marcada para la tarde para el UL, la laguna no nos regaló ningun movimiento de peces.

Ante este panorama decidimos para tempranito para almozar y aprovechar las buenas artes de Don Victor haciendo unos sandwiches de bondiola realmente espectaculares.Obviamente regados de un excelente sirah de Zuccardi.

   
   
Y a falta de tarus los dientudos son espectaculares...

Comenzamos la segunda parte de la salida, nos fuimos a la mejor zona de pesca al fondo y seguimos sin noticias.Nos metimos al agua a wadear la laguna para ver si se movian con nuestro andar y tampoco. Para colmo, cuando ya estábamos pensando en volver, llegaron unos cazadores de patos y empezaron a los tiros. Con eso no dudamos mas y regresamos al auto.

Cuando llegamos al auto pusimos a votación una descición, irnos a casa cosa que Victor tenía ganas porque estaba con ganas de hacer, y Angel que sugirió unos tiritos en UL para probar.Yo apoyé la segunda moción y agregué que el lugar a probar debería ser donde vimos actividad en superficie de dientudos a la mañana. Con esta premisa Angelito y yo bajamos hasta la costa de la laguna donde comenzamos a probar con esta técnica apasionante. Ambos con una cucharita Aglia Mepps número 0 montadas en cañas shimano stímula 1-4 lb, reel shimano sedona 500 para Angel con multi de 10 lb superslick de power pro y con reel daiwa d-spin 500 con multi de 20 lb power pro para mi.

Primeros lances y Angelito clava un hermoso dientudo. Mientras tanto yo renegaba con los lances, tanto por falta de timming como por un nudito en el multi que no veía y que Angelito vió. Arreglada la situación lance un poco mas largo y primer dientudo para mi.

   
   

Seguíamos pescando en esa cuevita maravillosa y veía con asombro que Angelito me sacaba ventaja tanto en los piques como en las capturas. Haciendo análisis me di cuenta como primer medida me di cuenta que tenía menor lanzamiento porque al ser tan livianita la cucharita entra a ponerse en juego todo el equipo UL, desde el reel, la caña, el leader y sobre todo el multi, que en mi caso era mas del doble del que usaba Angel.Para solucionar eso empecé a cargar en extremo la caña, casi al límite, logrando unos metros mas de lance.

La otra cosa fundamental era la clavada y ahi tambien es necesario reajustarse con respecto a otras pescas. Los dientudos son veloces y voraces, un ataque violento y rápido, si uno intenta clavar, ya en el armarse pierde tiempo y no lo logra. Por ende para esta pesca UL la clavada es simplemente un rápido subir la caña y darle un manijázo rápido al reel , nada mas, con eso alcanza y sobra.

   
   

Una cosa interesante de la pesca con UL es ponerte a la altura de la pieza que vas a buscar y lograr ese fino equilibrio de duelo entre pez y pescador. A esta altura ya dejaba de ser un día perdido para transformarse en una pequeña gran jornada de pesca a puros dientudos.

Al cabo de un rato los dientudos se movian un poquito mas adentro de la laguna y quedaban fuera de lance. Como no queríamos ensuciar la cancha caminandola hicimos un cambio de artificiales y pusimos el arma letal. Una vibrax minnow número 1 de Blue fox. Este pescadito sólido con una cucharita delantera fue tremenda. Tiro y pique, tiro y pique, una belleza.

   
   

Viendo que la actividad era tremenda decidimos probar algunas cositas mas del estilo de los crankitos. Yo usé un Finlandia S de Nils Master que anduvo de maravillas para sus 2 cm y 3 grs de peso. Angelito salió con un jointed llamado pygmy joint que fue fantástico.

Era fascinante ver el comportamiento en cardúmen de los dientudos, de golpe atacaban todos juntos y teníamos tres o cuatro capturas y de golpe desaparecían por un rato hasta que volvían a atacar.

   
   

Ya con el sol bajando rapidamente se nos acercó Victor, que descansaba en el auto, por segunda vez, intentando entender porque todavia no nos íbamos. Esta vez le pedimos quince minutos mas, reales, y accedió de buena gana.En ese momento y estaba endemoniado usando el mustang minnow 35 de strike pro.

Para aprovechar este rush veloz volvimos a poner la vibrax de blue fox que tantas alegrías nos había dado y no defraudó. El pique siguio siendo sostenido por ese lapsus con lo que terminamos redondeando una faena de mas de 30 dientudos por cabeza en menos de horita y media. Impresionante.

   
   

Fuimos por las grandes tarus y ante su ausencia, precavidamente, armamos los equipos ultralight y metimos una pesca hermosa en esta modalidad tan distinta como distintiva. Sutileza, minimalismo y mucha precisión, todo un arte que amerita que sigamos introduciéndonos en él.

Notas Recomendadas

Por que devolver

Muchas veces se discute si el pescador deportivo es realmente el culpable o no de la depredación de nuestros peces. Muchas veces llegamos a la conclusión que no. Esto no nos exime de la responsabilidad que tenemos de cuidar el recurso que tanta vida nos da.

Un pez devuelto es quizas la futura captura de tu hijo

Contactame

Si necesitas algun dato no dudes en contactarme

Skype: pescartificial@yahoo.com.ar
Facebook:http://facebook.com/wallymarquezar
E-mail: contacto@waltermarquez.com.ar