No hay dos sin tres

Posteado el 27 Ene 2008 por Walter Marquez   |   ,   

En el cine dicen que las segundas partes nunca son buenas y las terceras siempre son peores. Por suerte, en la pesca, esa regla cinéfila no siempre se cumple, muy por el contrario, la experiencia en un espejo de agua y sus habitantes hace que, siempre y cuando se mantengan las condiciones naturales para realizar la pesca, la misma sea cada vez mejor.

  

En aguas claras la cosa venía en esa línea ascendente. La primera visita anduvimos muy bien sobre el final de la jornada despues de recorrer la zona y ver cual era la que mejor rendía y con que metodología.

La segunda, ya con los datos certeros fue mucho mejor y con el premio de poder probar con mosca con excelentes resultados. Para esta tercera me conformaba con tener buenos piques y probar variedad de señuelos y, por sobre todo, que los amigos que llevaba por primera vez tuvieran una jornada para recordar.

Ahora la pesca

El grupo lo conformamos con Facu, un amigo y el gran Lamparita. Así pues a las 7 de la mañana partimos rumbo a Bragado con las ganas de siempre y el sueño de tener una guerrera en la caña peleando..

Llegamos al campo de Ariel a las 10 de la mañana ya que el pique a la mañana siempre es escaso, preferimos no ir tan temprano. Tras un viaje por demás tranquilo en una ruta poco transitada, llegamos al partido de Bragado para encarar los 30 Km de tierra que nos separaban del paraíso taruchero llamado Aguas Claras.

Una vez allí decidí probar por primera vez a la margen izquierda de la laguna, lugar que no habíamos tentado en las salidas anteriores.

   

La zona pintaba tambien muy linda con amplias paredes de juncos y buenas zonas para revolear los señuelos, pero como era de esperarse, la mañana se hizo para que estas hoplias duerman y no hay forma de despertarlas. Así que transcurrió mansa y tranquila esta media jornada, con algun toquecito muy esporádico, seguramente producto de algun señuelazo en la cabeza de las hoplias, pero nada mas.

Tratando de calmar a mis compañeros que se ponían nerviosos por este medio fracaso nos fuimos a comer el opíparo y clásico asado de medio día. Entre charla y charla los preparé para lo que iba a venir, seguramente y como han sido las jornadas anteriores, el pique en “la zona” que tenía marcada iba a ser muy productivo y por ende lo iban a disfrutar y como.

    

Esta ves, la sobremesa fue corta y no hubo lugar para siestas remolonas. Quería que los chicos comiencen a disfrutar de esta laguna y asi fue que salimos para la margen derecha de la laguna en busca del ya famoso molino, lugar marcado como “el nido” de las guerreras.

En el trayecto la ansiedad de los chicos pudo mas que mi voz de experiencia y se fueron quedando a medio camino en varios claros de juncos que pintaban preciosos y que les fueron dando alguna que otra tararira. Yo, y mi ansiedad, preferimos irnos directamente al lugar elegido a tratar de activar la zona lo mas rápido posible.

   
   

Una vez que llegué, decidí probar con un jitter cardenal que no tardó en demostrar sus bondades. Fueron cinco piques seguidos con sus correspondientes capturas que me dejaron extasiado ante el resultado. No tardé en salir del agua y ponerme a gritar como loco para atraer la atención de mis compañeros y que se arrimen a la fiesta.

Ya a su llegada abrimos cancha entre todos para tomar mejor posición en las paredes de juncos y poder hacer lances mas largos. La idea en este tipo de lagunas es meterse en el agua hasta llegar a la pared de juncos y tirar paralela a esta. Las hoplias tienden a acuevarse en los mismos para acechar ocultas a sus presas.

    

Los piques se fueron sucediendo con muy buena performance y, aunque se erraban muchos piques, la satisfacción de los ataques era lo que habíamos ido a buscar, sobre todo si la pesca se da a superficie. Ese momento en que en la traída del señuelo es sorprendida por un ataque voraz de una tararira escondida es algo que Visa no te puede dar, como diría la propaganda, jajaja.

Los chicos se prendieron usando señuelos de superficie que a esa hora era por demas efectivos, yo por mi lado probé unos cuantos señuelitos con algunos que anduvieron bien como una miniglobe cardenal y algun spinner fish gusano violeta. Despues de un rato también aproveché para darle al plop de del que tanto me gusta y que es la pesca mas linda, la de superficie, que puede haber.

   

Ya al atardecer el pique se puso soberbio, era un tiro una captura, los chicos estaban totalmente frenéticos ante tanta actividad quedando mas que satisfecho al final de la jornada.

Mas no se podía pedir y mas no pediríamos, dimos por concluida la gran faena con muchísimas capturas, eso todas medianitas, nada grande de destacar, pero en este tipo de salidas lo mejor es la cantidad por sobre la calidad.

Los chicos quedaron mas que conformes, yo igual que en las anteriores, por eso se puede decir que a diferencia del cine.....Terceras partes son muy buenas!!! ;

Notas Recomendadas

Por que devolver

Muchas veces se discute si el pescador deportivo es realmente el culpable o no de la depredación de nuestros peces. Muchas veces llegamos a la conclusión que no. Esto no nos exime de la responsabilidad que tenemos de cuidar el recurso que tanta vida nos da.

Un pez devuelto es quizas la futura captura de tu hijo

Contactame

Si necesitas algun dato no dudes en contactarme

Skype: pescartificial@yahoo.com.ar
Facebook:http://facebook.com/wallymarquezar
E-mail: contacto@waltermarquez.com.ar

www.000webhost.com