Invasión II

La Batalla del Salvatierra

Posteado el 23 Abr 2010 por Walter Marquez   |   ,   

Las noticias de San Pedro seguían siendo mas que alentadoras. El ejército dorado se multiplicaba a cada paso y la posibilidad de una batalla sin descanso era casi segura asi que decidimos realizar una nueva expedición a la tierra de las naranjas, de grandes escritores como Abelardo Castillo y de gestas patrias como la batalla de la Vuelta de Obligado.

Para esta aventura tuvimos un cambio en el equipo, salió Guille Manzi e ingresó Nico Bimmer a quien ya conocía de algunas aventuras anteriores y se convertiría en pieza estable de este team pescador. Tambien cambiamos el guía ya que Ruly Ferreyra no podía y nos recomendó a Mingo Novaro. Cuando llegamos vimos que la cantidad de agua seguía en crecida por lo que seguramente tendríamos canchas distintas a las del mes anterior.

   
      

Capitaneados por Mingo partimos aguas abajo, pasamos por la zona donde habíamos pescado la salida anterior y estaba totalmente cubierta de agua asi que seguimos un poco mas hasta llegar a la boca del riacho de los Lobos donde nos metimos para comenzar la pesca del día.

Apenas comenzamos los lances fue tremenda la actividad lanzando del medio del riacho hacia las costa. Primero el Ingles, despues yo con un tobimaru de Yo Zuri y al toque todos juntos teníamos pique, captura y foto de cuatriplete. Realmente impresionante, atacaban y erraban el pique y volvían a atacar, de desenganchaban y en el mismo lance volvian a atacar.Hasta Nico se dió el gusto de clavar un hermoso cabeza amarga.

    
  
  

Seguimos avanzando por el riacho de los Lobos que era una fiesta hasta el punto que en un momento sentí pesada mi caña de 12 libras y pensé que era un dorado mas respetable, pero no, increíblemente era un doblete de doradillos enganchados uno en cada triple, de la boca, del minnow storm eye 12 de storm. Una locura total semejante actividad de estos muchachitos dorados.

   

Salimos del riacho de Lobos aprovechando la inundación para encontrarnos con el arroyo Salvatierra. Este arroyo, con la cantidad de agua que tenía, parecía un mar, asi que fuimos buscando algunos points donde corria bien el agua cayendo del campo. Como era de esperarse era explosiva cada corredera.

Dobletes y tripletes al por mayor, usando variedad de señuelos que profundicen poco pero con mucho movimiento. En ese momento aprovechamos para descanzar un rato y comer algo,los brazos ya no daban mas de tanta actividad.

    
    

Ahi mismo, en el recodo del Salvatierra donde anclados almorzabamos frugalmente, y de sentadito nomas, probamos al medio del arroyo, buscando una corredera que pegaba contra un árbol. Y ahi mismo tuvimos buena respuesta con algun doradito ya mas respetable y la grata sorpresa de un hermoso pirapitá que saqué con una mojarra de NG paleta shallow.

      

Seguimos con el lento garete y golpeando las barrancas del Salvatierra con buena efectividad. Ya a esta altura y con cuatripletes en nuestro haber cada dos por tres las ganas pasaban por conseguir alguna pieza un poquito mas respetable en porte o ir variando señuelos para hacerlos pescar.

En esta segunda alternativa pude probar algunos artificiales que me gustan mucho y que son difíciles de usar con los dorados. En este rango me figura por ejemplo el split´m Image de Heddon,un paseante que me enamora por su estile jumping y que es excelente para las tarariras. En otro chorrito de agua cayendo al río lo probé y pude no solo pescar un dorado sino tambien otro pirapitá precioso.

    
  

Ya con la tarde empezando a caer hicimos una pasadita final por la boca del Salvatierra y ahi tuvimos menos piques pero mejorar un poco los portes. Con esto Mingo dió por terminada la jornada memorable donde realmente haciendo una cuenta rápida levantamos mas de 100 piezas arriba del bote (todas devueltas obviamente) y seguramente tuvimos el doble de piques entre los errados y disfrutados que se soltaron.

Esta segunda batalla sanpedrina fue fabulosa, inclusive mejor que la primera, con mas actividad y mas pesca. Seguramente tendremos que volver a tentar la suerte en una tercera, porque cosas como estas no se dan todos los días.

  
  

Notas Recomendadas

Por que devolver

Muchas veces se discute si el pescador deportivo es realmente el culpable o no de la depredación de nuestros peces. Muchas veces llegamos a la conclusión que no. Esto no nos exime de la responsabilidad que tenemos de cuidar el recurso que tanta vida nos da.

Un pez devuelto es quizas la futura captura de tu hijo

Contactame

Si necesitas algun dato no dudes en contactarme

Skype: pescartificial@yahoo.com.ar
Facebook:http://facebook.com/wallymarquezar
E-mail: contacto@waltermarquez.com.ar

000webhost logo