Goodbye Mr.2020

Serás bien olvidado

Posteado el 27 Dic 2020 por Walter Marquez   |   ,   

Y acá estamos, finalmente, llegando al final de este 2020 espantoso en cuanta mirada le demos. Un año pandémico desde Marzo,en el que vivimos encerrados y con miedo durante mucho tiempo. Finalmente aprendimos a convivir con este virus maldito y, de a poco, nos fuimos animando a tratar de recuperar trazos de normalidad, con incontables protocolos.

Así, casi sin quererlo, desde que retomamos nuestra amada actividad pesqueril, habíamos metido dos salidas a San Pedro y una a Gualeguay. Pero, queriamos mas, y por suerte, logramos una mas y no jodemos mas. Entonces, para despedirlo, el lugar elegido fue nuevamente Gualeguay de la mano de ese pingazo llamado Pato Barreto, hacia allá fuimos.

El equipo esta vez estaba compuesto por Victor, Ramiro y quien escribe. La idea era llegar temprano a Puerto Ruiz, porque a diferencia de la salida anterior que fue por tierra a una estancia, esta vez iríamos a río abierto. No mas llegar, la emoción de ver Puerto Ruiz me invadió, hacía varios años que no venía a este lugar que en su momento visitaba semana por medio.Saludos de rigor con Patito y a bajar la lancha para la larga navegada que nos esperaba.

  
  

Comenzamos la larga navegada con la idea de llegar a la verde (solo para entendidos). Este arroyo suele ser una buena reserva de tarariras, si el agua acompaña. El día se presentaba diáfano, con algo de viento a campo abierto pero, soleado y caluroso. Aparentemente Eolo no estaba demasiado con ganas de volver a complicarnos la pesca.

Llegamos a la zona y armamos equipos. El lugar elegido era una playada donde el arroyo se bifurcaba. Con poca agua en el lugar, pero tambien, con la temperatura todavía no asentada, tuvimos que decidir que poner. Finalmente los primeros intentos fueron con ranas con cucharitas, logrando algunas capturas despues de mucho trabajo y rascarle el fondo.

  
  

Cuando vimos que algo de actividad se estaba generando cambiamos a cranks. Victor probó con algunos sticks de subsuperficie como el bonnie de Jackal. Yo preferí arrancar con los cranks, en este caso, el DT3 de Rapala y seguir rascándole el fondo. Por otro lado Rami continuó a ranazo limpio con algunas buenas respuestas.

Aunque ya a esa altura la pesca nos había regalado algunas capturas y el viento nos había dejado pescar, aunque estaba semipresente de espalda, corriendo desde el sur, era hora de movernos, asi que anclamos la lancha en la costa y a caminar un poco.

    

Hicimos unos 300 mts a campo traviesa para llegar de nuevo a la costa del arroyo ya bifurcado. El lugar era un paraíso visual, lo que si no nos pareció el "lugar" donde suelen estar las remolonas hoplias, el agua corría fuerte y se veía poco lugar donde se formara remansos tarucheros.

Los primeros lances seguimos con cranks y sticks. Asi se fueron sucediendo capturas con el TC60 de evergreen, el Sum Malas de Lucky Craft y el impresionante Subwart 7 de Storm. Párrafo aparte lo que pescó este señuelo en manos de Ramiro, era un tiro un ataque y tirándolo en el medio de la correntada, nunca vi una cosa igual.

    

En un par de intentos de tirar bien en el medio del arroyo descubrimos que había actividad diferente en el agua. A los lances y recogidas respondían pequeños toques en el artificial, rápidos y certeros que no nos permitian clavarlos.

Ajustamos la clavada y ahí si empezaron a aparecer, eran ellas, las tantas veces vapuleadas palometas que se ponían rabiosas ante el paso de nuestros cranks. Pudimos pescar varias en subsuperficie con señuelos japoneses con el Jointed de Yo Zuri o el aragon de jackall. El TC 60 de evergreen tambien anduvo mas que bien y ni que hablar del Lele de borboleta.

  
  

Cuando perdimos un par de señuelos japoneses por los cortes de las palometas (o si, no es todo color de rosas, las dientonas rozan el multi y lo cortan instantaneamente) Volvimos a los lances pegados a las costas en busca de hoplias. No tardaron en hacerse presentes de manera impresionante.

Realmente en esa larga mañana hicimos una increíble pesca. Fueron muchas, con señuelos duros, en subsuperficie, en superficie, y algunas de muy buen porte. Decir que señuelo rindió mas, mas allá del Subwart 7, sería injusto. Buffalo de Deps, Bent Minnow de O.S.P. o el t10 Jumping Minnow de Rebel fueron tremendos, por nombrar alguno mas a los ya nombrados.

    
    

Ya siendo tarde nos fuimos a almorzar a la sombra de un hermoso árbol. Descanso de rigor y ya entrada la tarde decidimos caminar un poco a otra parte del arroyo. No tuvimos casi actividad en esta zona y regresamos. Al llegar vimos que el arroyo estaba de nuevo muy crecido, con agua entrando a lo pavote. Ahi el pique se terminó de cortar y no nos quedó otra que desarmar campamento y volver a la lancha.

Ya con todo cargado hicimos unos tiros en donde había comenzado todo, en la playada donde se dividían las aguas y algunas remolonas salieron, pero evidentemente, el movimiento de aguas hizo que las hoplias se metieran abajo de los pastos y nos obligara a dar por concluida la jornada.

El largo regreso fue relajado y con vistas impresionantes del hermoso río que tanto disfrutamos. Asi dimos por cerrado este año pesqueril tan duro y acorde al año general que vivimos 2020 será un año para olvidar rapidamente y aprovechar el empujón del final, donde hicimos 4 salidas en dos meses, para que ese sea el camino del 2021.

    

Notas Recomendadas

Por que devolver

Muchas veces se discute si el pescador deportivo es realmente el culpable o no de la depredación de nuestros peces. Muchas veces llegamos a la conclusión que no. Esto no nos exime de la responsabilidad que tenemos de cuidar el recurso que tanta vida nos da.

Un pez devuelto es quizas la futura captura de tu hijo

Contactame

Si necesitas algun dato no dudes en contactarme

Skype: pescartificial@yahoo.com.ar
Facebook:http://facebook.com/wallymarquezar
E-mail: contacto@waltermarquez.com.ar