Deja Vu

Posteado el 7 Dic 2014 por Walter Marquez   |   ,   

Todos tenemos alguna experiencia de la sensación, que nos viene ocasionalmente, de que lo que estamos diciendo o haciendo ya lo hemos dicho y hecho antes, en una época remota; de haber estado rodeados, hace tiempo, por las mismas caras, objetos y circunstancias; de que sabemos perfectamente lo que diremos a continuación, ¡como si de pronto lo recordásemos!

En esta simple cita de Charles Dickens se explica, en forma simple, lo que es un Deja Vu. Y en esta forma simple las similitudes que tenemos con esta nueva salida pesqueril es notable.

Con un datito fresco que teníamos y que ya Angelito había corroborado decidimos volver a uno de los lugares que mas disfrutamos durante los años 2008 y 2009....Las Dos Aguas de Bragado. Y hacia allí fuimos con el grupo original de Telmo, El Ingles, Mariano y quien escribe sumados a Victor, Martin y Roke.

  
   

El viaje presagiaba una jornada complicada, la lluvia de a ratos era llovizna, de a ratos era aguacero. En la YPF del km de 189 de la ruta 5 nos encontramos con El Ingles, Martin y Roke donde con un rico café amenizamos la espera hasta que pudimos contactar a Lalo, el regenteador del campo donde está la laguna. Se sorprendió que hayamos ido hasta ahi ya que el clima daba como para suspender la salida. Pero las ganas siempre pueden mas.

Al llegar a la entrada del campo en la ruta nos persignamos varias veces. El camino de tierra, de unos 5 km, es de tierra muy arenosa, lo que hace que se asiente bien pero resbale mucho. El rally fue durísimo y en mas de una oportunidad estuvimos a punto de terminar en la banquina encajados.

Al llegar nos esperaba Lalo, con quien nos saludamos afectuosamente al recordar memorables jornadas del pasado. Nos cambiamos rapidamente y esperamos un ratito a que parara de llover cosa que sucedió alrededor de las 10 de la mañana. ¡A pescar!

   
   

El casco del pesquero Las Dos Aguas se divide en dos espejos. El espejo de la entrada que es el que le da el nombre y el espejo del fondo llamado Médanos. El primero, el mas lindo según mi gusto personal por sus callejones de juncos, se secó totalmente por lo que a pesar de que ahora se ve muy bien de agua no tiene pesca. Le tomará un tiempo recuperarse.

Al que fuimos fue a Médanos que es más grande en extensión y mucho mas profundo, de ahi que se haya salvado de la sequia y que ahora esté recuperando su caudal de peces. Al llegar el análisis nos daba que había que pescar desde la costa hacia la primera pared de juncos que se presentaba y que se podía wadear en las zonas mas extensas no mas de unos metros. Los primeros lances reportaron rapidamente piques fallidos al por mayor. Es evidente que al ser tarariras bien pequeñas y por mas que se ajuste el artificial, también hay que ajustar la clavada y eso lleva unos cuantos piques errados.

En cuanto se logró aparecieron las primeras chicuelas, de no mas de 30 cm de largo, pero que atevidamente atacaban señuelos que para ellas eran mas bien grandes. Al ser toda la zona de vegetación a flor de agua se hacía dificil encontrar un artificial que funciora y que sea pequeño. Al cabo de un rato destacaron la moss boss pequeña y las ratitas o ranitas antienganche de bad line en tamaño mini. También funcionaron bien unas ranas chinas llamadas páncora y una rata china bien chica en mi caso.

   
   

Avanzamos unos pasos y en un recodo donde se ensanchaba el lugar pescable ya que se unía la laguna con otra mas pequeña nos encontramos los siete pescadores para atacar esta cancha.

Casi al instante la intuición de todos pagó con creces. Piques incesantes en superficie a todos los artificios antienganche, hasta tres por tiro, de tarariras pequeñas pero rabiosas. Tanto frenesí de piques y con los equipos livianos con los que estábamos pescando hacen que el tamaño no sea un problema, al contrario, es una locura ver tarariras tan pequeñas que los señuelos paracen gigantes en sus bocas.

Despues de un rush violento comenzamos a movernos, avanzando por la rivera del espéculo de agua. Angel optó por ir a probar a la lagunita trasera, el resto siguió rumbo en Médanos. Antes de irnos tuve un pique furioso que me sorprendió en los pies y no pude clavar. Me corrí unos metros y volví a tentarla ya con mas recorrido de caña. No tardó en regalarme su captura una tararira ya mas grandecita, de casi 1 kilito, avisando que entre tanto jardín de infantes estaban los adultos escondidos.

   
   

En esa parte del arroyo el grupo se estiró en la cancha y yo me quedé mas retrasado con Mariano y Victor. Tuvimos varios piques errados y algunas capturas de unas pequeñines mañosas. Ya cuando estábamos por seguir avanzando Mariano tiene un ataque furibundo que no logra clavar pero que alarmó a todos de que una taru mas portentosa estaba en esa zona.

Tras varios intentos sin respuesta, Mariano vuelve a tener otro ataque violento en su ratita blanca de bad line. Esta vez no lo agarró desprevenido y se transformó en captura. Cuando vimos el porte de mas de kilo y medio nos alegramos de sobre manera, no sólo por Mariano sino porque quiere decir que han sobrevivido varias tarariras de las temporadas anteriores ya que ese tamaño no es acorde al resto de sus congéneres.

   
   

Avanzamos un poco mas y en una zona donde se ampliaba en varios metros el bañado pescable estaban Telmo y Roke palo y palo con las taruchitas activas. Al acercarme veo que Telmo estaba pescando con un paseante casero ya que había una fina capa en superficie libre de vegetación, asi que opté por probar una hermosa hélice de tamaño pequeño de Bass Mania que me regaló una preciosa hoplias.

Todos teníamos capturas por doquier destacándome en este tramo por sacar dos hermosas tarariras de mas de 1 kilo que destacaron en ese rato gracias a la ratita amarilla de badline. También la popper grande de badline roja que usaba Roke, ffue contundente mas allá de la cantidad de piques errados por su volumen. Ya satisfechos de tantos piques y capturas decidimos volver sobre nuestros pasos para ir a almorzar en el casco de la estancia de Lalo.

       

Despues de un almuerzo frugal y un descanso, breve, pero reparador partimos nuevamente hacia el espejoo con la intención de hacer la misma recorrida de la mañana. Al principio volvimos a tener respuesta de pequeñas taruchas en los primeros lugares, pero ya acercándonos a los mejores y mas rendidores espacios comprobamos que la pesca había mermado notablemente.

Quizas la presión que le pusimos fue fuerte y las tarariras decididieron escabullirse mas hacia el medio de la laguna, lugar donde es imposible pescarlas, pero realmente no tuvimos casi piques ni en el recodo ni en el lagunon donde habíamos disfrutado de lo mejor de la jornada.

Nos movimos hacia otra lagunita que se conecta con la laguna principal donde tuvimos un par de ataques y yo tuve la suerte de sacar la mejor de la jornada con una moss boss chiquita. Preciosa hoplias, bien mañera, que la tuve que tentar varias veces antes de que ataque el engaño.

<
       

Ya con la jornada concluida volvimos hacia el casco para preparar la vuelta. Realmente me sorprendió la población de tarariras que tiene este espejo tan castigado por la sequia de años anteriores. Y mas me soprendió que tuviera algunas hoplias de buen porte que indica que han sobrevidido en estos tiempos y que van a seguir repoblandola.

Pareció un deja vu de otras jornadas memorables, pero no, es la realidad de un gran pesquero para tener en cuenta en próximas oportunidades. ¡Gracias Bragado!

Notas Recomendadas

Por que devolver

Muchas veces se discute si el pescador deportivo es realmente el culpable o no de la depredación de nuestros peces. Muchas veces llegamos a la conclusión que no. Esto no nos exime de la responsabilidad que tenemos de cuidar el recurso que tanta vida nos da.

Un pez devuelto es quizas la futura captura de tu hijo

Contactame

Si necesitas algun dato no dudes en contactarme

Skype: pescartificial@yahoo.com.ar
Facebook:http://facebook.com/wallymarquezar
E-mail: contacto@waltermarquez.com.ar

www.000webhost.com