Breaking the waves

La tormenta perfecta

Posteado el 09 Abr 2016 por Walter Marquez   |   ,   

Despues de la pesquita espectacular que tuvimos en Marzo, San Nicolas tenía que ser nuestra próxima parada nuevamente. Aunque, gracias al fenómeno meteorológico llamado "el niño", el pronóstico venía dando lluvia en lo que venía de Abril, reservamos igual con Juampi a la espera del milagro de la ventana del buen tiempo.

En esta salida hubo un cambio en la formación saliendo Claudio y entrando Damián, con lo que el clima de compañerismo y buena onda seguía estando asegurado. Tempranito me pasó a buscar Dami por casa y en minutos ya habíamos levantado a Victor por Barracas. El equipo estaba completo y las ganas de pescar intactas, como siempre.

Llegamos, como habitualmente en esta salida nicoleña, a las 7 de la mañana y ya Juampi estaba bajando la lancha. Si la salida anterior nos había sorprendido lo crecido del río, en esta salida, era realmente impresionante ya que el agua seguía ganando y ganando centímetros al puerto, prometiendo no detenerse nunca. Realmente una lástima para toda esa gente que la está pasando tan pero tan mal en nuestro litoral argentino.

    

El clima lamentablemente no ayudaba, aunque el pronóstico daba lluvia leve y vientos moderados de 15km con ráfagas de 25 km. Con esa perspectiva era un día totalmente pescable y asi partimos hacia el delta nicoleño.

La navegación fue medianamente aceptable, el rio estaba revuelto por el viento reinante, pero se bancaba y no llovía. Apenas llegamos a la zona de los campos inundados la cosa cambió para peor. El viento empezó a soplar con fuerza y la llovizna era incesante, asi que se hacía difícil mantenerse en pie en la lancha, imaginense pescar.

Igual con mucho esfuerzo yo logré acomodarme en la proa y haciendo equilibrio comencé unos lances largos con un INA 135 plateado de Marine Sports. No fueron mas de cinco o seis tiros que tuve un primer toque preciso que no llegó a morder el señuelo. Le tiramos varias veces pero ese cabezón no quiso saber nada. Por suerte unos metros mas adelante otro hermoso salminus atacó con mas precisión el engaño y ahi si agarrate.

   

Contento con este pique precioso que me hizo bailar de lo lindo porque me ganó la corredera. Ya devuelto al agua, prepare de vuelta el Ina y al agua pato. Un par de tiros mas, mientras mis compañeros lidiaban con el viento y la lluvia, y otro ataque furibundo.

Esta vez la caña se clavó y por mas que lo empujaba no lograba moverlo un metro, era grande, y la corredera ganada le daba mas power, a tal punto que me tuve que afirmar con fuerza. Lo mantuve arriba sin cederle nada hasta que retrocedió y se vino para abajo del bote. Me corrió por la proa y se enganchó el multi en el motor eléctrico. Lo perdí, pensé, pero asi como hay días que la suerte o la ausencia de ella te roba cada pique, en esta increiblemente el enriedo era simplemente una pasada y logramos desengancharlo..

Ahi si volvió a correr con fuerzas y aprovechando el impulso pegó un salto majestuoso que me heló la sangre. Pero la batalla estaba casi ganada, salvo que fallara algun implemento, y terminó en captura. Aquí hago la salvedad de un detalle que no conté, el INA tenía en el piton de atrás un simple bien cojudo en vez del triple, lo que lo hacía letal una vez clavado..

Fotos de rigor, agradecimientos a Dios Maria Santísima y a devolverlo al agua. No se cuanto acusó pero estuvo minimamente arriba de los 6 kilitos de todo poder. Un verdadero regalo de la naturaleza que ya me pagó la salida.

   

Feliz por este comienzo de pesca la cosa no paró ahí. En sendas correderas siguientes tuve buenos ataques al INA y efectividad del 100%, este día, era uno de esos días en que las cosas salen y salen.

Por suerte Damián apostó al super spook de Heddon y este le pagó con una hermosa hembra. Necesitába que los chicos comenzaran a cambiar su suerte asi todos podíamos disfrutar de la salida.

Llegando al mediodía y con el viento que ya nos maltrataba con intensidad decidimos ir a atarnos a un árbol a cubierto para almorzar tranquilamente. Por supuesto, despedí la mañana con otro chicuelo que atacó sin miramientos mi artificio Media jornada memorable.

   
   

Post almuerzo frugal y ventoso decidimos navegar un buen rato en busca de otro campo inundado. Como el recorrido era viento en contra se hizo casi apoteótico, quebrando las olas que se formaban en superficie. Parecía, sin exagerar, la tormenta perfecta.

Arrancamos en una nueva corredera, donde la linea de superficie del borde del terraplen era bien bajita. Ahí si todos tuvimos que ir con artificios que no bajaran nada o casi nada. Guardado el INA yo arranqué con el Trairao de Imakatsu, un paseante con un ratling bien loud y seco que sólo se lo escuché a este señuelo. Fueron tres o cuatro lances y furibundo ataque de un hermoso dorado que terminó siendo captura mágica.

Ahi nomas Victor, que venía cruzado con la pesca, metió su primer pieza arriba (ya había tenido varios ataques fallidos en la pelea) usando un quimeriña de Yara. Por suerte ya todos teníamos nuestra pieza, alegría completa.

   

Veníamos en una corredera hermosa que desembocaba en un pase mas profundo donde íbamos en busca de los grandes. Pusé el INA lancé y tuve un toque furioso que no llegó a convertirse en ataque. Lamentablemente cuando íbamos a seguir lanzando el viento se puso imposible y casi terminamos todos en el agua. Con este tipo de situaciones hay que ser frío, cuando no se puede no se puede y hay que priorizar nuestra seguridad.

Nos volvimos a mover hacia otra corredera donde el viento daba menos cruzado, lo teníamos de espalda y nos permitía pescar un poquito mejor y mas seguro. Allí le seguimos dando a los paseantes y tuve otra captura para mi Trairao. Del otro lado Damian clavó la pieza mas grande de la jornada, una mojarra atacó el Nip-I-Didee de Luhr Jensen. Toda una atrevida la señora mojarra.

   

Finalizando la jornada la cosa se hizo intensa y en este rush con Victor metimos sendos pescaditos preciosos, yo con el quimeriña de yara y Victor con el safada de borboleta. Un rato despues otro doblete de ambos le fue dando cierre a la cosa.

Pero todavía me faltaba una pieza mas y el Minotauro de Zagaia debutó en mis manos con otro pequeñin saltarín y melindroso. Ahora si la salida estaba terminada. Aprovechando un viento incesante pero que de espaldas nos permitía navegar emprendimos el regreso, lentos y seguros, hacia puerto.

   
   

Es increíble como está San Nicolas, esta salida fue inclusive mejor que la anterior a pesar del clima imposible y de la cantidad de agua que hay. Las destrezas de Juampi como guía pagan con creces su servicio. Solamente hay que volver a ponerle fecha porque en estos momentos, es el lugar que mas me atrae para pescar, dorados en superficie no se dan todos los días.

Notas Recomendadas

Por que devolver

Muchas veces se discute si el pescador deportivo es realmente el culpable o no de la depredación de nuestros peces. Muchas veces llegamos a la conclusión que no. Esto no nos exime de la responsabilidad que tenemos de cuidar el recurso que tanta vida nos da.

Un pez devuelto es quizas la futura captura de tu hijo

Contactame

Si necesitas algun dato no dudes en contactarme

Skype: pescartificial@yahoo.com.ar
Facebook:http://facebook.com/wallymarquezar
E-mail: contacto@waltermarquez.com.ar

www.000webhost.com